Aleta de ternera

Aleta de ternera

5,39  IVA incluido

Pieza de 500 gramos aproximadamente. Seleccione el tipo de presentación que desee.

¿Qué es la aleta de ternera?

La aleta de ternera es una pieza de carne que se encuentra en la parte posterior de la res, cerca de la cadera y la cola. Es un corte magro, con un sabor suave y una textura firme pero tierna. La aleta de ternera se puede cocinar de varias maneras, incluyendo a la parrilla, asada, estofada o guisada, y se utiliza en una variedad de recetas, desde platos principales hasta sándwiches y ensaladas. Es una buena opción para quienes buscan una alternativa baja en grasas y calorías a otros cortes de carne más grasos, como el filete o el ribeye.

¿Cómo cocinar la aleta de ternera?

La aleta de ternera se puede cocinar de diversas maneras, dependiendo de la preferencia personal y del tipo de receta que se quiera preparar. A continuación, se presentan algunas de las formas más comunes de cocinar la aleta de ternera:

  1. Asada: se puede asar la aleta de ternera en el horno, frotando la carne con una mezcla de hierbas, sal y pimienta para darle sabor. Se recomienda cocinar la carne a fuego medio-alto durante unos 15-20 minutos por cada lado, o hasta que se alcance la temperatura interna deseada.
  2. Estofada o guisada: la aleta de ternera es ideal para estofados y guisos, ya que es una carne magra que se deshace fácilmente en la boca. Se puede cocinar en una olla a presión o a fuego lento durante varias horas, junto con verduras, caldo y especias para crear un plato sabroso y reconfortante.
  3. A la parrilla: se puede cocinar la aleta de ternera a la parrilla, frotando la carne con aceite de oliva y sazonándola con sal y pimienta antes de colocarla sobre la parrilla caliente. Se recomienda cocinar la carne durante unos 6-8 minutos por cada lado, o hasta que se alcance la temperatura interna deseada.
  4. Salteada: la aleta de ternera también se puede saltear en una sartén o wok, cortándola en tiras finas y cocinándola junto con verduras y salsa para crear un plato sabroso y rápido.

¿Qué tipo de corte se le puede aplicar a la aleta de ternera?

En la carnicería, se pueden aplicar varios cortes a la aleta de ternera, dependiendo del uso que se le quiera dar y de las preferencias del cliente. A continuación, se presentan algunos de los cortes más comunes:

  1. Aleta entera: este corte es la pieza completa de la aleta de ternera, que puede pesar alrededor de 2 a 3 kg. Es ideal para cocinar al horno o en estofados.
  2. Filetes de aleta: la aleta de ternera se puede cortar en filetes delgados y amplios, que son ideales para cocinar a la parrilla o saltear.
  3. Tiras de aleta: la aleta de ternera también se puede cortar en tiras finas, que son excelentes para saltear con verduras y salsa.
  4. Cubos de aleta: la aleta de ternera se puede cortar en cubos para preparar estofados y guisos.
  5. Relleno de aleta: la aleta de ternera se puede cortar en forma de mariposa y rellenar con hierbas, especias y otros ingredientes, antes de asarla en el horno.

En resumen, la aleta de ternera es una pieza versátil de carne que se puede cortar de varias maneras en la carnicería, dependiendo del uso que se le quiera dar en la cocina.

¿Cómo hay que conservar la aleta de ternera?

Para conservar la aleta de ternera de manera adecuada, es importante seguir algunos consejos de almacenamiento para mantener la carne fresca y segura para el consumo. A continuación, se presentan algunas recomendaciones para conservar la aleta de ternera:

  1. Almacenamiento: una vez que se compra la aleta de ternera en la carnicería, se debe almacenar en el refrigerador lo más pronto posible. Se recomienda almacenar la carne en la parte más fría del refrigerador, a una temperatura de alrededor de 1-4°C.
  2. Envasado: se recomienda envolver la aleta de ternera en papel de aluminio o en una bolsa de plástico sellada antes de colocarla en el refrigerador. Esto ayuda a proteger la carne de la contaminación cruzada y evita que se seque.
  3. Tiempo de almacenamiento: la aleta de ternera se puede almacenar en el refrigerador durante 2-3 días, después de lo cual es recomendable cocinarla o congelarla.
  4. Congelación: si se quiere almacenar la aleta de ternera por un período más prolongado, se puede congelar la carne en una bolsa de plástico sellada o en un recipiente hermético. La carne congelada puede durar hasta 6 meses en el congelador. Antes de congelar, se recomienda retirar todo el aire de la bolsa o recipiente para evitar quemaduras por congelación.
  5. Descongelación: si se desea descongelar la aleta de ternera, se recomienda hacerlo en el refrigerador durante 24 horas. También se puede descongelar en el microondas o en agua fría, cambiando el agua cada 30 minutos. Nunca se debe descongelar la carne a temperatura ambiente.

En resumen, para conservar adecuadamente la aleta de ternera, se debe almacenar en el refrigerador o congelador, envuelta en papel de aluminio o en una bolsa de plástico sellada, y cocinarla o congelarla dentro de los 2-3 días posteriores a la compra.

¿Cómo se entrega este producto?

Cuando compres este producto en lacarniceriadezamora.com, lo recibirás en 24 horas en tu domicilio, envasado al vacío, para conservar todo su sabor y cualidades. Además, el envío se realizará a través de Seur Frío, por lo que recibirás el producto en tu casa en perfectas condiciones: ¡Cómo si lo acabaras de recoger de nuestra carnicería! Recuerda que tenemos envío gratuito a partir de 120€

Envío en 24 horas

Si haces tu pedido antes de las 12:00 lo recibes mañana antes de las 13:30h. Las entregas las hacemos de lunes a viernes con SEUR Frío, de esta manera podemos garantizar la cadena de frío de todos nuestros productos.

¿Quieres buscar otros productos?

Sigue con tu búsqueda de productos:

Tu compra0
Aún no agregaste productos.
Seguir comprando